21 abr. 2012

03 - Quiero Ser Como Los Demás

Aquí les traigo el final de esta gran historia "Quiero Ser Como Los Demás" y nuevamente agradeciéndoles por todas sus visitas ;)



-Muéstrame la desdichada revista Dijo la madre mientras estiraba una de sus manos en señal de estar esperando la revista. Ely dando un resoplido se levanto de la mesa para ir en busca de la desdichada revista.
Cuando regreso a mostrarle el artículo de la revista, su madre estaba cubriéndose la cara y diciendo -Si mi madre bien me lo dijo…

-Aquí estaDijo Ely con un poco de miedo al interrumpirla y le dio la revista abierta en la pagina donde venia esa nota que le había traído tantos problemas. Su madre la tomo y comenzó a leerla y de repente solo soltó un suspiro, con el que asusto a Ely, mientras que Festo aun continuaba atacando a la comida de su plato

-Lo bueno que solo hiciste eso, solo voy por unas cosas y… Quítate ese suéter por favor, ahora regreso cuida de tu hermano.

Ya se le había olvidado de toda la ropa que traía encima, se quito el suéter, pero de repente escucho un ruido extraño. Ely miro extrañada a su hermano en busca de una respuesta, era su hermano que otra vez tenia problemas con la comida, cuando logro tragarse el pedazo de comida que traía atorado y se empezó a reír.

-¿Qué te pasa? – Le dijo Ely a su hermano.

-¡Eres mitad AZUL! – Y solo se siguió riendo. Durante todo el conflicto se la paso peleando con la comida, tratando de masticar aquella cosa gris y el apenas veía por primera la mitad azul de su hermana mayor, la cual solo le lanzo una mirada de “¿En serio?”

Su madre regreso con mil cosas entre sus cuatro brazos y con un simple movimiento de la cabeza, le señalo a Ely que la siguiera. Ely se levanto y arrastrando sus pies comenzó a seguir el rumbo que había tomado su madre, pero repentinamente.

-¡Hey! ¿Y yo que?, yo también quiero ver como te regañan


-Festo tu acábate tu desayuno, que ahora bajo – contesto su madre desde las escaleras

-Haaaa contesto triste y desanimado el mientras se volvía a sentar de mala gana en la mesa. Cuando Ely llego al baño de la planta alta miro extrañada a su madre, que se encontraba sentada en una silla a un lado de la bañera, mientras en una mano tenia un librito que parecía escrito a mano, en el resto sostenía varias botellitas de distintos tamaños, formas y colores, la que más la asusto a Ely fue una botella roja enorme

-¿Y que es lo que vas a hacer con todo eso?


-Pues tu remedio, a menos que quieras seguir azul durante las siguientes 2 semanas


-¡NO!, Digo, que no quiero seguir azul – Dijo después de una mirada de su madre y ya una voz casi como susurro - ¿Y que tiene la botella roja?


-¿Qué?


-¿Qué que es lo que contiene la botella roja?- Dijo ya con una voz normal y señalando la botella.

-Entre todo, es un remedio de tu abuela, y algunas cosas es mejor que no sepas lo que son.

¿Qué? – Pensó Ely – con que no me haga beberlo, ya con el desayuno es suficiente de cosas extrañas por el día de hoy. - Su madre comenzó a vaciar de a poco el contenido de las botellas en la bañera formando una especie de arcoíris liquido en interior de la tina.

-¿Y que es lo que tengo que hacer para quitarme lo azul? - Le pregunto a su madre

-Pues es simple, solo tendrás que quedarte Reviso el libro – De entre 8 a 10 horas para bajar el tono azul de la piel.


-¡¿QUÉ?!


-Que si te quieres quitar lo azul te vas a quedar ahí metida de 8 a 10 horas.


-Sí mamá – Dijo Ely de manera casi automática, casi sin emoción alguna.

-Lo siento no tomes esto como un castigo, pero de alguna forma tienes que entender que para que los demás te quieran, primero debes quererte a ti misma por quien eres. Deja de intentar ser como los demás y comienza a ser tú misma, deja de darle importancia a los que los demás dicen y preocúpate más por tu propia opinión.


Ely se metió a la bañera y paso ahí la mayor parte del día pensando en lo que le había dicho su madre. Cuando ya habían pasado 9 horas vio que su piel ya estaba del color de siempre, tomo una ducha y se quito la mescla rara de encima y bajo a la cocina por algo de comer, no había desayunado nada y tenia mucha hambre, pero una escena muy rara la recibió al llegar a la cocina.

Festo estaba en el suelo de mosaicos azules y amarillos de la cocina luchando con Swachiru por la masa gris que habían tenido por desayuno. Al parecer nadie había bajado a vigilarlo en todo el tiempo que había pasado.

Fin :P

Espero les haya gustado esta historia de Ely y de su alocada y multicolor familia ;) 

10 comentarios:

  1. Se suele decir que todo tiene solución menos la muerte. A veces los remedios de la abuela son mejores que cualquier medicina. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, son extraños, pero casi siempre funcionan :D
      Saludos y otro abrazo ;)

      Eliminar
  2. Da una buena y sabia moraleja, pues en efecto hay que tener al pendiente sólo la opinión que tenemos de nosotros mismos, a veces hasta la de quienes nos quieren puede ser caprichosa :(
    Van apapachos Ale, una historia exótica debo decirlo, pero me ha agradado la manera en cómo nos haz dejado detalles llenos de imaginación :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viéndolo, creo que he de ser pariente de Juanito Extraño, con una imaginación que no necesita de un Red-Bull para tener alas.

      Saludos Gabriel y gracias por los comentarios :D

      Eliminar
  3. Ale, me encantó tu historia, sería un cuento precioso para editar y contar a cualquier niño. Y tus dibujos me han parecido preciosos y encantadores. En serio, eres una artista de la pluma y tienes una gran imaginación. ¡Ah! y he cambiado de idea respecto a su poco comprensiva mama, realmente su mama es muy inteligente. Un beso y felicidades por tu entrada numero 100, ha sido una entrada perfecta para una cifra redonda. Te deseo muchas más entradas y muchas más visitas. Un besote fuerte y que tengas un buen comienzo de semana,

    ResponderEliminar
  4. Gracias me alegra mucho que te haya gustado, es una historia que había escrito en semana santa y me gusto guardarla para el 30 de Abril (día del niño) pero al ver las cifras en el escritorio, fue que me emocione y la publique antes. No había pensando en eso, pero si algún día llego a publicarla estarán en la dedicatoria :P

    Y en cuanto a las mamás, siempre tienen un lado con el que nunca congenias, pero siempre estará esa parte que llegas a amar de ellas

    Saludos nieves, gracias por todos esos deseos y un besote hasta España ;)

    ResponderEliminar
  5. Ahora si Ale! acabo de terminar de leer ^^ Me gustó mucho, me parece una historia muy simpática, con una moraleja profunda, y como dijo Nieves: Los dibujitos le quedan genial! jajaajj :D
    Felicidades por tu entrada número 100!!!!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, cuando me puse a describir la variedad de colores que hay en aquel mundo, solo me acordaba de ti, mi amiga pintora y amante de los dragones, por eso quería leer tus comentarios :D

      Gracias por la felicitaciones y voy por otras 100 más xD

      Eliminar
  6. que buenas tus ilustraciones!

    me han gustado muxho por no decirte un xhingo!!!

    y la historia igual!

    :-D

    xhaludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Xhabyra, me alegra mucho que te haya gustado y un Xhingo. :D
      Es la primera vez que dibujo con plumas de tinta algo que no es para la escuela, fue todo un reto, por que una cosa son planos (con regla, compás y escuadras) y otra dibujar a mano alzada y esperar no echarlo a perder.

      Te mando un abrazo y un beso. Nos leemos pronto ;)

      Eliminar

Nunca dejes de Soñar, pues así es como se logra Inventar ;)