19 abr. 2012

02 - Quiero Ser Como Los Demás

Aquí les traigo la tan deseada segunda parte de Quiero Ser Como Los Demás y nuevamente agradeciéndoles por todas sus visitas ;)




-¡Elizabeth bajas ahora mismo ó voy en este mismo instante por ti!

Ya no le quedaba de otra, ¿Qué hacer?, dio vueltas en el mismo lugar de manera nerviosa y observando todo lo que tenia alrededor por fin vio algo que le podía servir, tomo el primer suéter que vio, unos pants y un par de guantes, se alboroto el cabello verde lima para que le cubriera la cara, y bajo para que su madre no cumpliera con sus amenazas.

Ely se sentó en el mismo lugar de siempre, donde un plato con comida ya la estaba esperando, su madre se encontraba sentada en el lugar opuesto de la mesa dirigiendo una oración al dios de su planeta junto con Festo, el pequeño hermano de Ely. Ella solo inclino la cabeza imitando a su madre para continuar con la oración, aun que cuando terminaron ella no levanto la cabeza y comenzó a picar con el tenedor eso que había en su plato, era de un color grisáceo y tenia un olor dudoso.

-No empieces a quejarte - Le decía su madre- Yo seguí la receta al pie de la letra, además dicen que es un desayuno muy apropiado en niños en crecimiento como ustedes. 
Tardo un poco, pero en cuanto se dio cuenta todas las prendas que Ely tenía encima comenzó a preguntarle  - ¿Por qué llevas todo eso?, ¿Qué es lo que sucede contigo niña? 

- Solamente tenía frio anoche mamá – Dijo sin levantar la cabeza

-Bueno, en cuanto acabes de comer te vas y te cambias por que me da mucho calor el solo verte, además quiero que me acompañes a unos mandados. – Dijo su mamá mientras volvía a su plato. Ely se había salvado, su madre le había prestado poca atención, ahora solo faltaba un plan para el resto del día. Continuo desayunando la cosa gris, que al masticar parecía como un chicle, después de cada masticada volvía a su forma original, prácticamente había que tragar entero cada pedazo. Por su cabeza paso la idea de que se quedaría ahí todo el día masticando aquella cosa, cuando de repente sintió un tirón en su pants, era Swachiru, que como siempre le gustaba jalar de la ropa de Ely, pero en esta ocasión quería evitar a toda costa que su ropa se moviera ni un milímetro, por lo que intento alejarlo con su mano inferior izquierda, pero swachiru le dio un mordisco en la mano quitándole el guante.

-¡No le des de comer a Swachiru!, tanto me tarde cocinándoles, para que termines dándoselo a la mascota. - Fue Festo el que dejo escapar un suspiro de decepción al escuchar eso, mientras que Ely se quedo petrificada viendo como Swachiru se alejaba con el guante en la boca.

-Ya lo vi, esta masticando algo, pongan las manos en la mesa y ya no le den nada, él tiene su propia comida

De mala gana Festo puso sus cuatro manos en la mesa y con cara de amargado continuo masticando su comida, Ely solo puso 3 de sus manos sobre su mesa, todas juntas y dejando su cuarta mano oculta bajo la mesa y rogando por que su mamá no se diera cuenta
-Niña, la otra mano, ya no escondas nada - Lo dijo con una mirada retadora. Ely tomando un respiro muy profundo y sin alzar la mirada, solo puso la mano sobre la mesa, ya con el pensamiento de que en cualquier segundo su madre le gritaría

-¡¿PERO QUÉ HICISTE?! – Grito tan fuerte que hasta el árbol dormilón de afuera despertó de golpe.

Su mamá se levanto rápidamente para quitarle el cabello verde enmarañado que le cubría la cara, para dejar al descubierto un rostro mitad azul, mitad purpura.

-¿Qué has hecho? - Ya sin gritar, lo volvió a repetir aquella madre fiusha de cabello violeta.
Ely balbuceo algunas cosas, pero sin lograr decir nada en específico, estaba nerviosa, no sabia lo que su madre le haría al respecto. Mil veces ya le había dicho que ser purpura no tenia nada de malo, es lo que la hacia especial, pero para Ely especial solo significaba ser diferente. Finalmente logro componer una simple oración: - Seguí una revista

-¿Y que diantres decía?, ¡¿Cómo irritar a tu madre en un santiamén?!

-Como ser Fiusha – Dijo Ely sin dejar de mirar los mosaicos del piso y con un hilo de voz. Por casi un minuto todo en la casa se quedo en silencio, hasta el estruendoso sonido de Festo ahogándose interrumpió todo. Se había tratado de tragar un gran trozo de la cosa gris y simplemente no pudo, fue finalmente que tosiendo logro sacarlo de su garganta.
-Muéstrame la desdichada revista – Dijo la madre mientras estiraba una de sus manos en señal de estar esperando la revista. Ely dando un resoplido se levanto de la mesa para ir en busca de la desdichada revista.


Continuar >>

8 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu cuento y también los dibujos, eres toda una artista. A veces lo que mas nos importa es ser como los demás, para que nadie se burle, para nadie nos miren mal, para que no susurren a nuestras espaldas, no nos damos cuenta que ser diferente significa ser único... o casi y que toda esa burla y las malas formas son solo envidia que brota por los poros de los que nunca destacarán. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya solo le doy un final, que espero te guste y el cual subiré el sábado. Me gusta que hayas captado la esencia de la historia, la cual es un poco obvia, pero me divertí mucho escribiéndola. gracias por los comentarios y te mando otro abrazo de regreso ;)

      Eliminar
  2. Uy, pobre de Elizabeth, como si no le bastara con el trauma de tener colores tan llamativos y ahora el regaño de su madre, a ver qué pasa con la pobre :(
    Van apapachos Ale!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad?? Pero sólita se lo busco xD
      Ya pronto veras que le pasa a la pobre.
      Te mando un gran abrazo ;)

      Eliminar
  3. ¡Pobre Ely y su mama es tan poco comprensiva! Por cierto estoy con Sheol en que ser diferente es mucho mejor, pero claro, a ciertas edades eso aún no se entiende y lo que se quiere es ser igual que todos los demás. ¡Me está encantando tu relato, me voy a leer ahora mismo el final!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nieves, me halaga muchísimo que te este gustando y te toco suerte de que ya estaba completo ;)

      Eliminar
  4. Hola,

    Por alli de link en link di con tu espacio. Me latió este cuento, es tierno.

    Saludos Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz!!

      Que bien que te gusto, espero lo hayas leído completo, es toda una aventura lo que le sucede a la pobre Ely.

      Muchos saludos y espero volver a verte pronto por aquí ;)

      Eliminar

Nunca dejes de Soñar, pues así es como se logra Inventar ;)