3 dic. 2011

Una Gabardina Aqua, Continuación


Se escuchaban unos sollozos, pero lo único que encontró fue una caja de cartón que estaba a punto de desbaratarse por el agua, se agacho para ver su interior y lo que encontró la sorprendió más de lo que hubiera esperado.

Podría haberse encontrado con cualquier cosa dentro de aquella caja, pero con lo que se topo fue con una pequeño cachorro completamente enlodado, temblando y empapado por la lluvia.
Lo más rápido que pudo se quitó la gabardina, dejando caer las hojas de periódico que tanto había cuidado, tapo al cachorrito y lo llevo cargando al interior de la cafetería.

Los clientes que entraban y salían rápidamente del local no se percataron de aquella escena, ella simplemente se sentó en uno de los sofás del fondo, aún tenía el panecillo y el chocolate caliente, a pesar de que el pequeño seguía temblando, no lo pensó dos veces antes poner un poco del chocolate en la tapa del mismo y dárselo de tomar al pequeño, que ya se comenzaba a entibiar.

Dejo que el pequeño lamiera toda la tapa, mientras comenzó a observar hacía la calle, en busca de alguien preocupado en busca de la pequeño, pero lo único que noto fue que todos corrían de aquí para allá para evitar mojarse y llegar impecables a sus trabajos. Cuando volvió la mirada hacia el pequeño, este ya se estaba tragando el panecillo que había dejado sobre la mesa, dejo que se lo comiera, mientras la risa le ganaba, parecía un perrito encantador.

“Yo quejándome de problemas tan vánales, mientras el tan pequeño, ya sufría de hambre y frio, sin nadie en que apoyarse, y aun así movía su colita mientras comía el panecillo. Supongo que todo depende de cómo se vean las cosas, el vio la oportunidad de comer y la disfruto, y yo solo me he pasado viendo las cosas malas” Pensó ella

Cundo regreso la mirada, el perrito ya estaba a punto de comerse el papel que había envuelto al panecillo,pero ella se lo quito rápidamente  aunque él siguió al papel con la mirada, trato en varias ocasiones atraparlo con la boca, pero no lo logro.

Ellas estaba decidida a llevárselo a su casa, solo que había un problema, la parada de autobús, estaba a cuadra y media, la lluvia no había parado y su gabardina estaba cubierta por dentro del lodo del perrito. Estuvo a punto de maldecir por su suerte, pero recordó que ya debería de dejar de ver el mal en todo, el cachorro lo merecía mas, sino lo hubiera tapado, el aun seguiría temblando de frió  Lo envolvió como si se tratase de un bebe y ya no le importó si ella se mojaba, solo que en cuanto abrió la puerta de la cafetería, la lluvia seso, aun se podían ver las nubes negras, pero de alguna forma los rayos del sol comenzaron a travesarlas como lanzas, iluminando por partes a la ciudad.


En ocasiones los amigos llegan de maneras inesperadas, para alegrar los peores días.


Muy buen fin de semana para todos ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nunca dejes de Soñar, pues así es como se logra Inventar ;)