17 may. 2011

Riesgos

Me siento abrumada, excitada, confundida, arraigada, claustrofóbica, libre, atrapada, deprimida y eufórica, me siento observada y a la vez abandonada. Todo un conjunto de emociones tan contradictorias que ciento que de un momento a otro voy a explotar.

Uno de los instintos que todo ser vivo tiene es el de la supervivencia, y a toda experiencia en la vida se le puede considerar una aventura, un reto, lanzarse al vacío, pero es este mismo instinto el que me detiene de dar ese gran salto, temo que una vez dado el primer paso, ya no hay vuelta atrás.

Quisiera aferrarme fuertemente a este peñasco que se encuentra en el enorme acantilado y esperar a que alguien me saque de aquí, pero tengo que afrontarlo, si me detengo ahora, el resto de mi vida me arrepentiré de no haber tomado un riesgo en mi vida.

Siempre lo dije, es mejor tener una posibilidad a ganar que no tener ni una sola. La vida esta echa de retos y aventuras y la decisión de tomarlas o no, solo dependen de nosotros mismos.

“Respira hondo, cierra los ojos y da ese primer paso, lo que nos depara el destino no siempre nos esperara y muchas puertas se pueden cerrar en un abrir y cerrar de ojos” . . . citado de mi cabeza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nunca dejes de Soñar, pues así es como se logra Inventar ;)