23 ago. 2013

Cuando Te Rompan El Corazón...



A como estoy lo único que me topo en internet son puras cosas de gente súper enamorada (lo que me hace sentir pésima), o con el corazón mega roto y mandando a la gente a la chingada (lo que me hace querer ir y mentarle su madre), pero hoy encontré esto en Google+ y la verdad me conforto muchísimo.

Sé que mi papá no es del tipo de personas que me diría esto, o de los que hubieran pensado que decirme en estos casos durante toda su vida, pero al leerlo me hace recordar que en el fondo siempre estará ahí para mí, al igual que mi mamá, en esos momentos en que necesito que alguien me quiera.



Carta De Un Padre A Su Hija

“Es difícil pensar en esto cuando veo tus fotos, difícil pensar en esto cuando te veo sonreír. Pero pasará. Te romperán el corazón. Cuando pase, lee esto.”

Cuando te rompan el corazón, sentirás que el mundo no es redondo. Sentirás que la Tierra es plana, que el mundo no gira y el tiempo no pasa. Que por alguna razón, un gran agujero se abrió ante ti en cuyo borde resbalarás y caerás, y donde quizás sólo llegar al fondo haga que el dolor termine. Sentirás que no puedes más. Sentirás, quizás, que todo el oxígeno que te rodea no es suficiente para tus pulmones. Que no puedes respirar, que las paredes se cierran alrededor tuyo.”
“Es probable que no entiendas cómo es posible que sigas llorando. ¿De dónde pueden salir tantas lágrimas? Que tu voz se corte por el llanto. Que la compañía no sea suficiente, o que no la necesitas. Sentirás un hueco hondo en el pecho, donde antes latía tu corazón. Sentirás una piedra en el estómago y un nudo en la garganta.”
“Te preguntarás, “¿qué hice mal?” y tendrás tantas respuestas, quizás sin la certeza de que alguna sea correcta. La duda te visitará constantemente. Los consejos para seguir adelante de tus amigos y amigas lloverán, pero por alguna razón no te harán sentir mejor. Querrás sentirte dura, para derrumbarte nuevamente. Y te sentirás culpable por eso. Querrás que todo pase, y que pase ya. Porque nadie quiere sentirse mal, nunca tan mal.”
“Querrás odiar a la persona que te hizo sentir así. Y te sentirás mal por odiarlo, porque en el fondo quizás quieras perdonarlo, y volver al pasado. Estarás tentada de olvidar lo que pasó, y empezar todo de nuevo. Pero sabes que sí pasó. Sabes que dolió. Y sabes que lo único que quieres es no sentirte así.”

“Mi pequeña hija. Quiero decirte que no estás sola. Que como tú, miles de personas en el mundo han sufrido de ruptura de corazón. Y que la mayoría de ellas han sobrevivido exitosamente. Quiero decirte que se trata de un mal agudo, y no crónico. Es un mal que pasa. Un dolor profundo que te tumba hasta el piso, y te reta a ponerte de pie.”
“Quiero decirte que ese agujero en el pecho, luego se llena de calma. Se llena de ti. Que tu corazón se reconstruye. Que aprende. Tu alma renace, y la vida vuelve a sonreír. Quiero asegurarte que el tiempo, y sólo el tiempo, te dará la perspectiva necesaria para sanar tus heridas. Quiero que sepas que estarás bien.”

“Quiero decirte que cuando esto pase, respetaré tu espacio. Aunque mi corazón salte en llamas y mi alma quiera degollar a la persona que te hizo sentir así, guardaré la distancia que tú requieras. Que dejaré que te encierres dando un portazo. Pero que estaré del otro lado de esa puerta. Que estaré listo para pedirte, cuando tú estés lista, que me acompañes a comprar un helado, o a pasear – si es que no te molesta que te vean con tu viejo.”
“Quiero que sepas, mi amor, que esto puede pasar más de una vez. Y que pasa muchas veces, cuando uno menos lo espera. Que es muy difícil estar preparado para esto, y que el dolor duele más cuando sorprende.”

“Pero quiero que sepas también, que puedes contar conmigo. Puedes contar con que te llevaré, sin juzgar ni hablar demasiado, quizás a algún lugar distinto, donde podamos ver las estrellas más de cerca. Donde el cielo tenga otro aire, y el horizonte del mundo se vea distinto. Que te sacaré de la rutina, y te ayudaré a tomar una pausa.” “Que mamá y yo acompañaremos, en mutuo respeto, el luto que guardes en el alma.”


“Pero sobre todas las cosas, quiero que sepas que eres fuerte. Que lograrás pararte. Que tu corazón es más grande de lo que crees. Que para entonces habrás aprendido a perdonar, a aprender, a respetar, y a avanzar. Que Dios es una fuerza que nos ayuda mucho en estos casos, y que puedes contar con él. Que puedes contar conmigo.”

“Quiero prometerte, que luego, serás más fuerte, serás más tú, serás más humana, y más bella que nunca. Porque las flores que renacen de las cenizas son quizás las más hermosas.”

Cuando te rompan el corazón, yo te ayudaré a recoger los pedazos, los pegaré, y los cuidaré. Y cuando estés lista, una mañana al despertar, lo encontrarás latiendo otra vez en tu pecho.”
Ese día, te enseñaré a verte a través de mis ojos.”
Te amo, pequeña.
Papá.



Se que no todos tienen a un padre, quien les de consejo, pero siempre abra alguien que nos apoye, que nos de consejo y un hombro en donde sacar todo eso que nos duele y al igual que piensen que esta carta fue escrita para ustedes hace tiempo, solo que nunca llego de la forma más esperada.

Saludos y un abrazo ;)

P.D.: Aun sigo pegando las piezas de un pobre corazón roto


5 comentarios:

  1. Que bonita carta! :D

    Lo que importa Ale... es que ya estas pegando el corazon y cada dia le falta poquito menos =D

    ResponderEliminar
  2. tienes razon
    gracias me ayudo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno Vanesa
      La vida es un camino, que a pesar de los tropiezos hay que salir adelante ;)

      Un abrazo bien fuerte =)

      Eliminar
  3. Que bonita carta, es algo que mi papa me diria pero quiza aun no le he dado la confianza de hacerlo. Si, me rompieron el corazon, hay dias en los que estoy bien y dias como hoy que viajo al pasado y me torturo a mi misma, viendome llorar con el corazon destrozado sin que nada me lograra consolar y me molesto conmigo misma y con esa persona, que no la puedo odiar, no la puedo querer, pero aun asi saber de el me afecta. Si el supiera y sintiera el dolor que me causo, el tal vez se sintiera peor y eso no es lo que quiero. Gracias a Dios tengo a mi familia y amigos que me apoyan, seguir adelante sin mirar atrar.

    ResponderEliminar

Nunca dejes de Soñar, pues así es como se logra Inventar ;)