8 sept. 2011

Atardecer



Cuando era pequeña me contaron esta historia que me gustó mucho y que en todo atardecer recuerdo y me gustaría mucho compartirla:


Un pueblo indígena, mando al mejor de entre todos sus guerreros a buscar nuevas tierras, pues las de ellos ya les satisfacía sus necesidades.
El guerrero se marchó llevando solamente una lanza y un escudo consigo. Estaba en busca de tierras fértiles y que se encontraran cerca de una abundante fuente de agua. Sus leyes le decían que para poder apropiarse de alguna tierra tendría que pelear por ella contra el guerrero al que le perteneciera.

Pasado un tiempo, el guerrero encontró la tierra perfecta, era muy fértil, cerca de un rio por el cual fluía abundante agua, además de que desde estas tierras se podía observar con claridad quien iba y quien venía, eran perfectas, pero no encontró a ningún guerrero con quien luchar por aquellas tierras.

No vio a nadie más que al dios Quetzalcóatl (dios del sol) en el cielo, el guerrero pensó que la única opción que le quedada para poder reclamar estas tierras como suyas seria luchar contra el mismo dios Quetzalcóatl, así que tomo su lanza y la lanzó al cielo, en dirección al dios. Vio como la lanza se alejaba hasta convertirse en un punto y desaparecer frente al sol.

El guerrero pensó que no había logrado nada más que perder su lanza, pero entonces el cielo se tiño de rojo, Quetzalcóatl estaba muriendo y su sangre se derramaba por el cielo tiñendo hasta las nubes con su sangre.

El guerrero había vencido y las tierras le pertenecían por derecho al haber vencido al mismísimo dios Quetzalcóatl, pero al ser un dios, este renacío al amanecer, pero desde entonces, cada vez que recordaba aquella derrota, se dejaba caer en el horizonte, derramando su sangre por el cielo para renacer después con cada amanecer.

5 comentarios:

  1. Que bonita historia!
    Siempre me gustaron las leyendas y la mitología ;)

    ResponderEliminar
  2. Gracias, a mi también me gustan mucho este tipo de historias ;)

    El fin de semana voy a poner otro que me sé

    ResponderEliminar
  3. Ale, pasate por mi blog que te dejé un premio :)
    http://beexcentric-beyourself.blogspogt.com

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, ya lo vi ;)

    ResponderEliminar
  5. Yo también soy un amante de la mitología. Por desgracia no conozco demasiado la mitología mesoamericana, he leído algo, pero nada con demasiada profundidad... creo que va siendo hora de ponerse con ella.

    ResponderEliminar

Nunca dejes de Soñar, pues así es como se logra Inventar ;)