9 ene. 2015

Un Recuerdo



Durante una noche de invierno, en medio de una calle poco transitada y cubierta por una capa de nieve, que aún continuaba cayendo, se encontraba una pareja, justo debajo de la luz de un farol. 
Se habían topado por casualidad, porque el destino así lo quiso. 



Ella apenas saliendo de su casa, mientras él iba a buscarla, recientemente habían tenido un gran conflicto. Él le llevaba un ramo de rosas rojas para pedirle perdón y enmendar las cosas, pero ella ya estaba harta de lo mismo, siempre con flores él trataba de sanar a un corazón lastimado.
No hicieron más que mirarse, sin decir palabra alguna durante varios minutos, en medio de esa calle, ni un ruido se escuchaba. 



Con eso le basto a ella para tomar una decisión. Y eso le indico a él que ya la había perdido.




“Todavía puedo ver aquella calle iluminada solo por un par de faroles y un millón de copos de nieve cayendo a nuestro alrededor. Te marchaste con un paso lamentable, como tratado de detener el tiempo. Todavía puedo ver aquel ramo de rosas rojas resbalándose de tu mano y cayendo entre la nieve de la calle. Y aunque no la vi, aun puedo sentir aquella cálida lagrima corriendo por tu mejilla. Aun puedo sentir como mi corazón te gritaba regresa, mientras mi mente lo trataba de apaciguar.

Sé que te hice sufrir aquella noche, pero también sé que no nos merecíamos el uno al otro. Fue una noche fría, la más fría que mi corazón había sentido. Y a la mañana siguiente, ver aquella solitaria rosa en la puerta de mi casa, fue lo que me indico que nunca más te volvería a ver.”




Escrito por Ale ;)
03 / Junio / 2011

2 comentarios:

  1. Es muy bello, está bien que los repitas para leerlos todos. Muchos besitos anisados.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sara ^-^
    Saludos y espero leas el resto
    :D

    ResponderEliminar

Nunca dejes de Soñar, pues así es como se logra Inventar ;)